Ginebra, (PL) El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, pidió la solidaridad y acción global para ayudar y proteger a los migrantes, en especial durante la pandemia de la Covid-19.
Al celebrarse el Día Mundial del Refugiado (20 de junio), Grandi abogó por incluir a esas personas en los planes nacionales de enfrentamiento al nuevo coronavirus y en las iniciativas para superar la crisis socioeconómica generada por el mismo.
Además, instó a ciudadanos y gobiernos de todo el orbe a brindar su apoyo a refugiados, desplazados internos y apátridas, así como a quienes los acogen.
Por otra parte, pidió trabajar para evitar que los más vulnerables continúen sufriendo las consecuencias de la pandemia de la pobreza.
Saludo y celebro la fortaleza de los refugiados y de los desplazados en el mundo. También rindo homenaje a las comunidades que los albergan y demuestran los valores y principios universalmente compartidos de la compasión y la humanidad, afirmó Grandi.
La Covid-19 y las recientes protestas contra el racismo nos muestran cuán desesperadamente necesitamos luchar por un mundo más inclusivo e igualitario, donde nadie quede atrás. Todos tenemos un papel que desempeñar para lograr el cambio, añadió.