Inicio Alemania Alemania al frente de la UE, grandes expectativas y desafíos

Alemania al frente de la UE, grandes expectativas y desafíos

0

Berlín, (PL). Juntos por la recuperación de Europa es el lema que acompañará a Alemania durante los seis meses al frente de la Unión Europea (UE), cargo que asume hoy con grandes expectativas y desafíos.
El período estará signado por temas que van desde la recuperación económica tras la Covid-19, hasta el futuro de las relaciones con Estados Unidos, luego de las elecciones de noviembre en la nación norteña.
La pasada semana la canciller federal Angela Merkel declaró estar consciente de las altas expectativas que, tanto en el exterior como dentro del país, genera la nueva responsabilidad que asumirá Berlín.
En mensaje a la nación puntualizó que la tarea será trabajar como «intermediario honesto» para lograr «compromisos y soluciones» entre los 27 Estados de la  UE, cosa que, según sus palabras,  «no es siempre tarea fácil».
Unidad y uniformidad de propósitos en los vínculos del bloque comunitario con socios estratégicos como Estados Unidos, China, Rusia y Turquía, están entre las  prioridades  aprobadas la pasada semana por la coalición gubernamental.
El documento propuesto plantea que la pandemia de la Covid-19 representa para el mecanismo comunitario un «desafío fatídico» y Alemania hará todo lo posible para dominar esta tarea de cara al futuro y para hacer que Europa sea fuerte de nuevo.
En declaraciones, el ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, contempló también otros objetivos: la inversión en proyectos de investigación, soberanía tecnológica y sistemas sanitarios.
Tenemos que aprender lecciones de la crisis, por ejemplo, sobre cómo mejorar las capacidades para enfrentarse a la catástrofe y elaborar mecanismos para la adquisición y producción conjunta de suministros médicos vitales, expresó Maas al diario Die Welt.
El jefe de la diplomacia germana comentó que el presupuesto del bloque comunitario para los próximos siete años debe convertirse en un programa de revitalización para Europa.
Pero tal meta parece distante, porque durante la crisis los 27 países que conforman el mecanismo actuaron por su cuenta y adoptaron medidas como el cierre de fronteras y la prohibición de exportar material médico necesario para combatir la enfermedad.
Dicha acción dejó desprotegidos a muchos ciudadanos y agravó la situación de decenas de miles de indocumentados en la eurozona.
Alemania, cuarta economía mundial y  primera en el llamado viejo continente, tiene también entre sus expectativas sellar con Reino Unido un pacto comercial para lograr lo antes posible el acuerdo pos Brexit.
Heiko Maas destacó, además, que su nación apoyará la adhesión de los países balcánicos a la UE y anunció la posibilidad de organizar una conferencia con Macedonia del Norte y Albania, Estados aspirantes a ingresar al bloque, informó en su momento la agencia rusa de noticias Sputnik.
En la mira, pero desplazados para la segunda etapa del mandato de seis meses, están la lucha contra el cambio climático, la agenda digital y el relanzamiento comercial europeo frente a Estados Unidos y China, dijeron fuentes gubernamentales germanas.
Merkel abordó  estos temas  con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y su par de Eslovenia, Janez Jansa, a los que corresponderá asumir la presidencia comunitaria en sendos semestres de 2021, de acuerdo con reportes de prensa.
Los próximos 18 meses serán decisivos para el futuro del bloque, indicó Merkel, quien calificó de gran desafío global la lucha contra la pandemia y la superación de sus efectos económicos.
En medio de tal coyuntura Alemania asumirá la presidencia del Consejo de la UE con muchas promesas de unión, reforzamiento de la salud e inversión en tecnología y sanidad, pero también incógnitas que hacen dudar sobre la materialización de tales objetivos.
ga/jcd/ehl