Inicio Portada Censuran a Reino Unido por compra abusiva de vacunas contra Covid-19

Censuran a Reino Unido por compra abusiva de vacunas contra Covid-19

0

Londres, (Prensa Latina) La organización británica Global Justice Now (Justicia Global Ahora) alertó hoy que la compra adelantada de vacunas para la Covid-19 por parte del Reino Unido dejará a los países más pobres sin acceso al potencial antídoto.
Al cerrar contratos por adelantado, el gobierno británico está contribuyendo al nacionalismo de vacunas que practican las naciones más ricas, afirmó la ONG en una declaración publicada en su página electrónica.
El texto, emitido después que Londres dijo ayer que aseguró otros 90 millones de dosis de dos potenciales vacunas para la Covid-19, advierte que esos acuerdos reducirán la disponibilidad del producto para los grupos vulnerables en los países pobres, y socavarán los esfuerzos globales para garantizar una distribución justa.
Cita además a la activista Heidi Chow, quien acusa al gobierno británico de romper su promesa de que apoyaría el acceso equitativo a las vacunas contra la Covid-19, y lo exhorta a trabajar con el resto del mundo para inmunizar primero a los grupos más vulnerables «dondequiera que vivan».
Global Justice Now también se hace eco de las declaraciones de Dermaid McDonald, de la organización Just Treatment (Trato Justo), quien compara la competencia actual por las vacunas aún en desarrollo con la carrera armamentista.
Este tipo de nacionalismo de la Covid-19, combinado con los monopolios de las grandes farmacéuticas, pone en riesgo la vida de muchas personas, incluidos los pacientes del sistema de salud británico y a su personal, afirmó McDonald.
Saoirse Fitzpatrick, de StopAIDS, instó, por su parte, al gobierno conservador del primer ministro Boris Johnson a demostrar con hechos que no está practicando el llamado nacionalismo de vacunas, y liderar la colaboración y la coordinación globales en la búsqueda del antídoto contra el nuevo coronavirus.
Global Justice Now mantiene una petición online donde exige al gobierno garantizar que cualquier vacuna que se desarrolle con fondos públicos del Reino Unido sea puesta a disposición de todo el mundo a precios asequibles.
Con los acuerdos alcanzados la víspera con los laboratorios estadounidenses Johnson & Johnson y Novavax, el Reino Unido, con una población de poco más de 66 millones de habitantes, elevó a 340 millones el total de dosis contratadas de antemano.
tgj/nm