Varsovia, (PL) Gran expectativa genera en Polonia la segunda vuelta electoral del próximo 12 de julio que definirá el nuevo Presidente, tras una primera vuelta que despejó el camino de los principales contendientes.
La víspera, el candidato y actual mandatario, Andrzej Duda, obtuvo el 43,7 por ciento de los votos, según el órgano electoral, por lo que superó a su oponente y alcalde de esta capital, Rafal Trzaskowski, por 13 puntos porcentuales.
Ese resultado no es suficiente para erigirse como ganador en los sufragios, por lo que ambos contrincantes se verán las caras nuevamente dentro de 13 días.
Para obtener la victoria electoral en esta nación europea es necesario alcanzar más del 50 por ciento de los votos válidos.
El 70 por ciento de participación alcanzado el pasado domingo fue valorado por analistas como gran movilización del electorado, mientras la Comisión Nacional Electoral calificó la asistencia de récord para las primeras cinco horas.
Ahora los simpatizantes de los nueve candidatos eliminados deberán elegir cuál de los oponentes responde más a sus intereses, lo que para entendidos definirá el ganador entre los dos principales contendientes.
Los rivales tienen 48 años y fueron eurodiputados, aunque sus posturas políticas son muy diferentes; mientras el actual gobernante apuesta por el ultranacionalismo, el otro mantiene una postura más centrista, según la prensa local.
De ser reelecto el actual jefe de Estado por mayoría absoluta en el Parlamento, observadores estiman que profundizaría las reformas introducidas y aprobadas por ese órgano.
Las normativas incluyen la polémica reforma judicial, cuestionada dentro y fuera del país por considerar que elimina a los jueces del debate público.
De acuerdo con sondeos publicados por la prensa local, muchos electores definen al alcalde Trzaskowski como opción sólida para frenar al Partido de la Ley y la Justicia.
Su candidatura tiene el respaldado de la oposición liberal y del exprimer ministro y expresidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.
Al cierre ayer de los colegios electorales, Duda asistió junto a su esposa y otros funcionarios de su gobierno a un acto público con los seguidores, en el que fue recibido con vítores y aplausos.
Felicitó a todos sus oponentes y de manera especial a Trzaskowski, de quien manifestó tener visiones diferentes con su partido Plataforma Cívica y con él.
Este domingo alrededor de 30 millones de polacos estaban habilitados para asistir a las 25 mil 423 mesas electorales dispuestas en todo el país, la cuales abrieron desde las 07:00 hasta las 21:00 «hora local».