Inicio Italia ¡Hamilton se alza con el campeonato de F1 y empata a títulos...

¡Hamilton se alza con el campeonato de F1 y empata a títulos con Schumacher!

0
Lewis Hamilton, tras sellar su séptimo título. AFP

Lewis Hamilton conquistó este domingo su séptima corona, igualando el récord de Mundiales de Schumacher. Pese a los múltiples récords que ya atesora, aún le quedan muchas marcas por batir

El piloto con más victorias (94), más pole positions (97), más podios (162) más puntos, y desde este domingo, el hombre junto a Michael Schumacher que ha logrado más cetros mundiales. Lewis Hamilton se proclamó campeón del mundo de F1 por séptima vez en el GP de Turquía de F1, haciéndose todavía más grande, elevándose hasta el peldaño más alto del olimpo de los campeones con el alemán. Y además, lo hizo a lo grande, con una exhibición espectacular de pilotaje, temple, y gestión de todos los elementos en plena remontada. Espectacular. Increíble.

Lo de este domingo era un mero trámite. El trabajo estaba más que hecho gracias a su enorme superioridad ante un Bottas que no es ni será nunca rival suficiente para Lewis. Sus 9 victorias en las 13 carreras anteriores le hacían llegar al Istanbul Park con una ventaja casi insalvable. Le bastaba con no perder más de 7 puntos respecto a su compañero Valtteri para alzarse con el trofeo a falta de 3 carreras. Encima, su posición de salida y lo difícil que estaba la pista, podía hacer que cualquiera en su posición se lo tomara con calma. Pero no se crean que el inglés se iba a conformar. Lewis demostró de inicio a fin la agresividad, hambre y clase que tanto le diferencian de un Valtteri que es peor en todos los sentidos y que terminó doblado por su compañero.

Hamilton, ‘jaque mate’ en la salida a Bottas

En un asfalto tremendamente resbaladizo, al que se le sumó la lluvia antes del arranque, el de Stevenage podía haber optado por salir con calma. Pero si lo hubiera hecho, no se llamaría Lewis. Partía sexto en unas condiciones muy delicadas, pero lo hacía con un solo objetivo: ganar a lo grande. Muestra de ello fue su agresividad en una salida que fue la clave para la pelea por el título. Arrancó con todo y el destino quiso que su ímpetu fuera crucial para gritar a los cuatro vientos un ensordecedor ‘jaque mate’ a Bottas en la curva 1, al que incluso terminaría doblando en la vuelta 46.