Inicio Economía Importante movilización en la política suiza a favor de las iniciativas populares...

Importante movilización en la política suiza a favor de las iniciativas populares que se votan el 29 de noviembre

0

Iniciativa Popular de Responsabilidad Empresarial y Contra la Industria Armamentista

Por Yulied Burgos

Como hemos informado por éste medio, Suiza votará el próximo 29 de noviembre la Iniciativa Popular de Responsabilidad Empresarial, (Konzernverantwortungsinitiative ) que tiene una acogida popular hasta el momento del 78% y sigue creciendo, pero  en los últimos días aproximándose al cierre de la votación  día 29 de noviembre, el sector político, empresarial y social se encuentran divididos, puesto que  según los promotores de la iniciativa, la derecha suiza está lanzando una  campaña sucia y apasionada por desprestigiar los votantes de la iniciativa, y tildándolos de rebeldes seguidores de la extrema izquierda,  ya que  también se votara una iniciativa popular promovida por los partidos y el sector alternativo de la política suiza contra la industria armamentista, en donde los diferentes lideres expresan el inconformismo de un gran sector de la comunidad suiza por apoyar proyectos que alimentan la guerra y desconocen el respeto por el planeta y los derechos de los más vulnerables en países que ellos denominan del tercer mundo.

Partidos y Organizaciones Suizas que apoyan la Iniciativa Popular de Responsabilidad Empresarial.

Suiza vive en estos momentos una movilización política fuerte, que definirá en gran medida su verdadera posición de neutralidad en el mundo, según expertos de la política suiza, estos afirman que algunas de las sedes de las organizaciones que defienden los derechos humanos en el mundo se encuentran en Suiza, pero no es coherente cuando alguna empresa suiza explota de manera irresponsable territorios dañando el planeta y atentando contra la vida y los derechos de dichas comunidades.

La Iniciativa popular de Responsabilidad Empresarial busca que las empresas multinacionales suizas garanticen que sus subsidiarias en otros países respeten los derechos humanos y el medioambiente. Esto es objeto de discusión desde hace mucho tiempo a escala internacional. La ONU y sus agencias trabajan en el desarrollo de medios para que las trasnacionales respeten los derechos humanos. Algunos miembros, como Francia o el Reino Unido, han adoptado legislaciones más restrictivas. Los suizos podrían seguir (o no) esa tendencia si votan a favor de un proyecto de ley promovido por una iniciativa popular a favor de multinacionales responsables.

La responsabilidad social de las empresas en Europa es un tema que surge en los siglos XIII Y XIV con el aumento del poder de las ciudades, de los grandes comerciantes y producto de un comercio internacional de fuerte expansión como lo señala la historia, La Revolución comercial fue un periodo de Europa de expansión económica, con el colonialismo y el mercantilismo que duró aproximadamente desde finales del siglo XIII hasta principios del siglo XVIII. Fue sucedido en el siglo XVIII por la Revolución Industrial. Comenzando con las Cruzadas, los europeos descubrieron las especias, sedas y otras materias primas raras en Europa. Este desarrollo creó un nuevo deseo para el comercio, el cual se expandió en la segunda mitad de la Edad Media. La nueva formación de estados europeos, a través de viajes, fueron en busca de rutas alternativas de comercio en los siglos XV y XVI, lo que permitió a las potencias europeas construir grandes y nuevas redes comerciales internacionales. Las naciones también buscaron y encontraron nuevas fuentes de riqueza. La Revolución comercial está marcada por un aumento en el comercio en general, y en el crecimiento de los servicios financieros, como la banca, las compañías de seguros, y la inversión económica.

Pero como podemos ver la situación, hay que esperar hasta el siglo XXI para que tal problemática incorpore al conjunto de los países implicados como Francia y Reino Unido, una nueva responsabilidad de las empresas trasnacionales que operan en las naciones del sur causándoles los daños devastadores ambientales y humanos que hoy reportan las ONGS  de DDHH en todo el mundo, y que por ende  Suiza promueve una Iniciativa con Responsabilidad Empresarial, para que las actuaciones de estas  empresas puedan ser controladas.

Los sectores que están en contra de la Iniciativa Popular con Responsabilidad Empresarial tienen en su agenda un debate que no terminan, ¿que pasara con las pequeñas y medianas empresas? ¿a que serán sometidas las empresas? a esto tienen su propia  respuesta:  a un desgaste que solo les genera pérdidas, sus contradictores siempre responden no estar en contra de la empresa, dado que las empresas con buenas prácticas y que desarrollan sus actividades con responsabilidad no tendrán ningún problema, entonces ¿que teme este sector?, también tienen su propia respuesta: las empresas responsables y los contradictores de la iniciativa popular realmente tienen conciencia y conocimiento de lo que sucede,  solo que sus  intereses económicos  no permiten frenarlo.

Por otra parte la Iniciativa Popular Contra la Industria Armamentista pretende prohibir que los grandes inversores, como el Banco Nacional Suizo, los fondos de pensiones y fondos privados de previsión financien a los productores de material de guerra, el sector político que se ha jugado sus banderas democráticas por la iniciativa son los representantes de la izquierda y de los Verdes ya que exigen poner fin a ese tipo de inversiones, es por esta causa que los sectores contrarios estarían haciendo alianzas para desprestigiar las iniciativas, atribuyendo el éxito de la iniciativa a la extrema izquierda y no a la ciudadanía libre que vota con conciencia y moral como lo denominan un gran número de ciudadanos Suizos.

En esta medida, el Gobierno suizo estaría obligado a trabajar en la elaboración de un acuerdo internacional que previera una congelación general de estas inversiones para todo el sector bancario y de seguros, esta propuesta endurece la normativa que regula la financiación de los productores de material de guerra. Los debates en el que se enmarca la iniciativa son sobre estrategias de inversión ética en la economía, que darían un satisfactorio paso de la enmienda constitucional relativa al sector armamentístico, de esta manera el 29 de noviembre el electorado suizo también votará una iniciativa que pide que se impongan.