Inicio Opinión La diáspora dominicana se merece mayor respeto

La diáspora dominicana se merece mayor respeto

0

Por Julio Guzmán Acosta

Desde hace décadas los principales partidos de la República Dominicana han visto en la diáspora dominicana una fuente inagotable de recursos económicos y materiales. Especialmente en Estados Unidos, esos partidos, han financiado parte de sus campañas electorales con dinero proveniente de los dominicanos que vivimos en el exterior.

La emigración dominicana a Europa tiene menos años que la de Estados Unidos y el Caribe, pero desde hace dos décadas, la importancia ha ido en aumento y hoy en día aporta mucho a la República Dominicana. Los partidos también aquí, se han nutrido con el dinero que nuestros paisanos aportan a la campaña y en el financiamiento de sus actividades cotidianas.

Pero la importancia que tienen los más de tres millones de dominicanos que vivimos en el exterior no se reduce a esos aportes a los partidos y sus dirigentes.

En los últimos años la aportación económica de los dominicanos que residimos en el exterior a través  de las remesas ha dado un vuelco tan espectacular, que hoy es la principal aportación al Producto Interno Bruto (PIB). Y cada día es mayor.

En el presente año, desde enero a septiembre y en especial en medio de la pandemia, las remesas no han dejado de crecer, hasta el punto, que en septiembre pasado, creció mas de un 37 por ciento a pesar de grave crisis sanitaria que se ha llevado la vida de decenas de dominicanos especialmente en Nueva York y que ha impedido hacer una vida normal a nuestra gente.

Mientras eso ocurre en términos de aportación económica de la diáspora al país, la nueva dirigencia que se instaló en el gobierno el 16 de agosto pasado, parece que no se entera de esa realidad y a pesar de esa importancia económica, trata a la dirigencia del Partido Revolucionario Moderno y de sus aliados con menosprecio.

Han transcurrido más de dos meses del triunfo del PRM y aliados y Luis Abinader y los encargados de seleccionar al personal para que laboren en las dependencias dominicanas en el exterior han priorizado a gente que vive en la República Dominicana o a familiares de Ministros o altos cargos del partido de gobierno, sin tomar en cuenta a la dirigencia y militancia del PRM y aliados, que fueron quienes hicieron posible el triunfo en el exterior y aportaron recursos económicos para la financiación de la campaña en el exterior y a lo interno del país.

La migración dominicana está compuesta principalmente por trabajadores que se han desplazado a varias regiones del mundo en busca de una mejor vida. Gente tan variopinta en la que encontramos de todo. Con baja cualificación y dominicanos que pueden competir en currículos al más alto nivel académico y de experiencia laboral.

Dirigentes políticos, pequeños y medianos empresarios, que tienen décadas viviendo en esos países y que han incorporado a sus cualidades académicas, nuevos idiomas y una experiencia de vida que tiene una importancia incalculable y que podría ser bien utilizada, para dirigir las dependencias dominicanas en el exterior y para ser Ministros en la República Dominicana.

Por todas esas razones no entiendo el comportamiento obsceno que está siguiendo Luis Abinader y el nuevo gobierno para con la diáspora.

Nos merecemos un mejor trato y esa valoración positiva nos la hemos ganado con el trabajo de años y con nuestros aportes económicos a la economía de los partidos y al país mismo.