Inicio Opinión La ignorancia es osada, nuestra salud está en juego

La ignorancia es osada, nuestra salud está en juego

0

La ignorancia es osada, una frase manida que, en la actualidad, con el Covid-19 pasaría a convertirse en la ignorancia es letal. Miles de pseudoterapeutas aseguran poder curarlo. Muchos han tenido un amigo o un conocido o incluso ellos mismos que han logrado superar la enfermedad con un remedio milagroso. Unos, lo hacen para sentirse útiles, otros, para lucrarse, pero todos, en su medida son peligrosos, pues juegan con el desconocimiento, la esperanza y la ignorancia de los demás.

Desde el inicio de pandemia, el consumo de productos milagro: farmacéuticos, naturales y suplementos nutricionales, se ha multiplicado. Así, los herbolarios se han convertido en supuestos consejeros del sistema inmunitario de miles de personas. Las noticias falsas sobre este tema han ido surgiendo y extendiéndose más rápido que el propio virus. “Pseudoterapeutas sin titulación sanitaria, ni conocimiento médico alguno, banalizan, a través de sus webs y redes sociales, sobre el Covid-19 y sobre la supuesta idoneidad de sus productos para tratar esta enfermedad», ha señalado el colectivo médico en un comunicado.

A medida que el coronavirus se propagó a decenas de países y alcanzó más de un millón de infectados en el mundo, una oleada de información falsa o engañosa  -que incluye, desde rumores callejeros hasta teorías de conspiración- acrecienta un fenómeno conocido como infodemia. En ese marco caótico y peligroso, uno de los tópicos más recurrentes ha sido el de los fármacos milagro y las presuntas recetas caseras para prevenir el contagio o aliviar los síntomas.

Las versiones analizadas van desde el presunto efecto del agua para “lavar” el virus de la garganta hasta la supuesta propiedad antiviral del mentol en ungüento aplicado a las fosas nasales, pasando por la clorhexidina, la cloroquina, el dióxido de cloro, etc. Fuentes médicas consultadas específicamente para estas verificaciones, y referencias internacionales disponibles a raíz de la pandemia, indican que todas estas versiones son falsas.

Se trata de un problema global, de acuerdo con evidencias recogidas por medios de más de setenta países reunidos en la alianza #CoronaVirusFacts, una colaboración periodística inédita promovida por la International Fact-Checking Network. Los hallazgos permiten establecer que este mismo arsenal de información fraudulenta ha circulado de manera masiva en diversos idiomas, a través de redes como Facebook, Twitter y WhatsApp. A continuación, los casos más difundidos en el ámbito internacional.

  1. ¿Consumir limón previene o elimina el coronavirus? Consumir cloruro de magnesio, jengibre, limón y otros productos para evitar contraer el Covid-19 es totalmente falso.
  2. ¿El ajo hervido? La Agencia France-Presse informa que a la fecha «no hay evidencia científica que confirme que el agua de ajo sirva para tratar el coronavirus y tampoco hay investigación médica sobre este tema”.
  3. ¿El kion retrasa la infección? Según la inmunóloga, María Rosa Bono, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile no hay literatura científica que corrobore esas propiedades en el kion.
  4. Infusiones calientes destruyen el virus. «La ingesta de líquidos calientes no tiene nada que ver con el proceso de infección», señaló el Dr. José Ignacio Peis, coordinador del grupo de trabajo de Actividades Preventivas y Salud Pública de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).
  5. El interferón alfa 2B se encuentra en muchas plantas medicinales. El jefe del Centro de Investigación de Medicina Tradicional y Farmacología de la Universidad San Martín de Porres, Alberto Salazar, precisó que: “Afirmar que [el Interferón alfa-2b] tiene una fuente en las plantas es irresponsable”.
  6. Las soluciones de dióxido de cloro eliminan el Covid 19. El medio alemán Correctiv precisó que las soluciones de dióxido de cloro -conocidas también como Miracle Mineral Solution (MMS), por sus siglas en inglés- resultan peligrosas para el consumo humano y no ayudan a combatir ningún tipo de enfermedad. Además, la propia Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) advirtió que el dióxido de cloro no tiene propiedades curativas, y que las autoridades sanitarias de Alemania han señalado insistentemente que el uso del dióxido de cloro constituye un «riesgo significativo para la salud» de humanos y animales.
  7. La administración de vitaminas C y D, sobre todo, por vía intravenosa es muy eficaz contra la Covid-19.

Muchos “curanderos” virtuales aseguran que se han sanado con sus poderes y que también puede curarnos del virus. Pero, esto es mentira. ya que estas vitaminas pueden ser tanto beneficiosas como perjudiciales.

Conclusión: ninguna receta casera contra el Covid-19 es segura y muchas de ellas son incluso prejudiciales para la salud de quiénes las ingieran.

Para luchar contra el coronavirus, conocer los datos certeros te van a ayudar:
•        Hable siempre con un médico u otro profesional a cargo de la atención de su salud antes de probar cualquier producto que digan que sirve para tratar o curar el COVID-19.
•        Para consultar información clara y concisa sobre el COVID-19, visite CDC.gov. Para consultar información sobre los tratamientos en desarrollo, también puedes visitar la página de Recursos de la FDA.
•        Para más información sobre las estafas relacionadas con el COVID-19 visite ftc.gov/coronavirus/es y suscríbase para recibir alertas para consumidores de parte de la FTC.
•        Si encuentra un producto sobre el que se dice que es efectivo para prevenir, tratar o curar el COVID-19, repórtelo a la FTC en ftc.gov/queja.
La desinformación generada durante la pandemia se ha vuelto viral y su difusión a través de las redes sociales están jugando en nuestra contra, debemos tener cuidado con la información que se filtra por parte de todos estos desaprensivos porque nuestra salud está en juego.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here