Inicio Opinión La nueva agenda electoral en América Latina, caso RD

La nueva agenda electoral en América Latina, caso RD

0

Por Freddy Angel Castro Diaz*

El Covid-19 cambio la agenda electoral del mundo y América Latina.  Hasta el momento cincuenta y cinco (55) países habían suspendidos sus elecciones.  En América Latina diecinueve (19) elecciones han sido pospuestas, cambiadas, algunas sin fecha fija.[1] Pero veintiún (21) países decidieron continuar con sus elecciones.

En el caso de la República Dominicana, que tenía elecciones presidenciales y congresionales programas para el 17 de mayo, tuvo que suspender y fijo una nueva fecha de elección mediante resolución No. 42-2020.  La causa de
fuerza mayor fue invocada, como novedad electoral, apelando al consenso político.  La República Dominicana pudo aplazar las elecciones mediante ese instrumento político, debido a que las normas electorales más significativas son constitucionales, en caso contrario habría que reformar la Constitución.

La posposición de las elecciones para referéndum constitucional en Chile, la posposición de las elecciones presidenciales en Bolivia, son los cambios más destacado en la región por efecto del Covid-19, en materia electoral hasta esta fecha.

La mayoría de los sistemas electorales en América Latina, las elecciones están constitucionalizadas, siendo difícil moverla debido a que tiene que producirse reformas constitucionales, consensos políticos, interpretación legislativa del congreso, de los Tribunales Electorales o los Tribunales Constitucionales.

En la mayoría de los países que han suspendido las elecciones ha priorizado la salud pública, hay que consultar a los especialistas, porque hay que proteger a los votantes, CAPPEL público unas recomendaciones para ampliar los protocolos de salud.[2]

En el caso de la República Dominicana, el intento de implementación del voto electrónico fracaso totalmente en febrero pasado, por consiguiente, no hay condiciones para su implementación. La JCE eliminó el voto electrónico para las elecciones del 15 de marzo y las elecciones del 5 julio.[3]

En otros países la instalación del voto electrónico puede ser viable, pero en la República Dominicana, no es posible ante el fracaso de las elecciones. El voto electrónico será retrasado por los menos unos 10 años. Sino es que se prohíbe constitucionalmente como en Alemania.

Aquí el riesgo es que no están suficientemente ampliado el protocolo de salud, esto puede alejar una cantidad importante de electores, que no sienten seguridad, certidumbre y protección en los recintos y colegios electorales el próximo 5 de julio.

Algunos analistas coincidimos en que esperamos una votación de un 55%, es decir, que con esta situación la abstención puede proyectarse hasta un 45%, porque muchos ciudadanos tienen comorbilidad asociada al Covid-19 y el protocolo sanitario es precario hasta este momento.

Es necesario garantizar la mayor observación internacional OEA, IFES, UNIORES, COPPAL, CAPEL y CEELA. Fue importante que la OEA observó las elecciones en Suriname, como experiencia después de la pandemia.[4]

En la República Dominicana el voto, es personal, directo y presencial, así lo dispone artículo 209. Las asambleas electorales son convocadas y los colegios electorales se abrirán cada cuatro años para elegir al Presidente y Vicepresidente de la República, a los representantes legislativos, a las autoridades municipales y a los demás funcionarios o representantes electivos… el tercer domingo del mes de mayo y las de las autoridades municipales, el tercer domingo del mes de febrero.

El artículo 208 regula el ejercicio del sufragio dice: El voto es personal, libre, directo y secreto. Nadie puede ser obligado o coaccionado, bajo ningún pretexto, en el ejercicio de su derecho al sufragio ni a revelar su voto. No hay la posibilidad de votar por correo en el exterior, ni en territorio nacional. EL voto es un solo día. No hay voto anticipado. No hay votos en casa. Tampoco existe el voto obligatorio. El reto de la JCE es genera certeza, confianza, transparencia, y pulcritud.

Un componente importante del voto en el exterior son que unos 595,879 electores viven fuera del país.  Es significativo debido a que hay unas 10 provincias que sumados el número de sus electores, no llegan al número del padrón en el exterior. Además, se eligen 7 diputados de ultramar.

Algunas propuestas hacia nuestra nueva normalidad democrática, para las elecciones en mundo como son: Protocolo Sanitario para las elecciones Nacionales, crear Consejo Consultivo Electoral Epidemiológico, jornada de desinfección con frecuencia de horas, grabación del escrutinio de las elecciones en el colegio.  Habilitar centros de votaciones con el mayor espacio posible. República Dominicana ha suspendido dos elecciones que tenían un mandato constitucional. República Dominicana mediante el consenso suspendió las elecciones de mayo, sin generar una crisis política, ha existido el contrapeso del Congreso.

Hay que defender la salud, pero la democracia tiene que continuar, no se trata de contraponer un bien a otros, porque los dos son importantes, tomando las medidas adecuadas se puede llevar acaba las elecciones garantizando la vida de los electorales, es la nueva realidad, es la democracia del siglo XX1.

*El autor es politólogo y catedrático de la UASD

[1] Nota del Autor para ver la actualización electoral mundial pueden visitar la página de IDEA. https://www.idea.int/es/news-media/multimedia-reports/panorama-global-del-impacto-del-covid-19-en-las-elecciones

[2]

[3] CARTA FOPPPREDOM. 1ro. De abril 2020 23 partidos políticos un total de depositaron sus opiniones, apoyando la posposición de las elecciones. El Decreto Núm. 134-20, del 13 de marzo de 2020. Presidente de la República declara el estado de emergencia RD. Las Covid-19: 16 marzo: 21 casos

 [4] Portal OEA: La OEA y Suriname firman acuerdo para el despliegue de una innovadora Misión de Observación Electora, FECHA 24 DE MAYO.