Inicio Alemania La segunda ola del coronavirus avanza incontrolable en Europa

La segunda ola del coronavirus avanza incontrolable en Europa

0
Varios viajeros bajan las escaleras de la estación de Cercanías de Sol, en Madrid (España), Marta Fernández Jara (Europa Press)

Estado de alarma en Madrid, Alemania y Francia alcanzan cifras de la primera ola de la pandemia y República Checa es el país con mayor incidencia de contagios por habitante

La segunda oleada de la pandemia de COVID-19 prosigue este sábado imparable en Europa pese a que en varios países se han impuesto medidas de emergencia dictadas por las autoridades de las zonas más afectadas. Un ejemplo es en Alemania donde se han alcanzado los 4.700 contagios, la marca diaria más alta desde mediados de abril, mientras aumentan también los distritos considerados de riesgo por haber superado los 50 contagios por 100.000 habitantes en 7 días (la calificación de zona de riesgo y cuando se aplican medidas especiales en el país germano).

En España, desde este viernes, entra en vigor el estado de alarma en Madrid, debido a que los casos de coronavirus en la capital están descontrolados desde hace unas semanas. Por lo tanto, se restringe la entrada y salida de personas de la Madrid, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz, además de que se limita a seis personas las reuniones, el aforo en velatorios y lugares de culto se reducen, al igual que en los locales comerciales que además cerrarán a las 22:00 horas [repasa todas las restricciones anunciadas por el Gobierno]. Sin embargo, y pese a que el foco informático sigue mirando a España, actualmente es el segundo país en incidencia de contagios por habitante después de República Checa.

La cifras muestran que la curva de contagios en Europa alcanza mucha velocidad, y países como Alemania e Italia ya se sitúan en cifras de la primera ola de la pandemia e incluso se superan como en España, aunque una gran parte de este incremento se debe al aumento de PCR, detección de casos y rastreo que entonces no se tenía. Estos datos ha llevado a que muchos países comiencen a tomar medidas restrictivas para contener el coronavirus, incluso en varias ocasiones estas restricciones son más duras que en España pese a que en un principio las cifras eran menos preocupantes que en nuestro país.

ESPAÑA: El doble de fallecidos en 24 horas y estado de alarma en Madrid

El Ministerio español de Sanidad notificó este viernes 241 fallecimientos por coronavirus en las últimas 24 horas, casi el doble que los registrados el jueves (126), y 12.788 nuevos contagios, de los que 5.986 se confirmaron en las últimas 24 horas, con lo que el total de infecciones desde el inicio de la pandemia se eleva a 861.112, y la de decesos a 32.929. Según estos datos oficiales, el 37,6% de los contagios se registraron en la región de Madrid, que volvió a acumular la mayor cantidad de nuevos casos de todo el país, 2.256 en las últimas 24 horas.

Las cifras sitúan a Madrid como una de la capitales europeas más afectadas por el virus en esta segunda ola de la pandemia, y por eso el Gobierno español decidió imponer el estado de alarma por 15 días en la ciudad y otros ocho municipios de la región.

REPÚBLICA CHECA: Endurecen las restricciones

El Gobierno de República Checa anunció este jueves un endurecimiento de las restricciones vigentes en el país por la pandemia de la COVID-19 y ha prohibido, entre otras cosas, la celebración de eventos culturales y deportivos durante las próximas dos semanas. En concreto, según ha trasladado el ministro de Salud checo, Roman Prymula, desde este viernes se cerrarán gimnasios y piscinas durante 14 días. Además, los restaurantes tendrán que cerrar a las 20.00 horas (hora local) y solo se podrán sentar cuatro personas por mesa.

De hecho, la situación ha llevado al primer ministro del país, Andrej Babis, a plantear de nuevo el estado de confinamiento total. Aunque el presidente del país, Milos Zeman, se ha opuesto tajantemente a esta opción porque, a su entender, la economía del país no podría soportar otro cierre total. República Checa superó el martes los 4.000 nuevos contagios diarios de COVID-19 por primera vez desde que comenzó la pandemia. El miércoles, superó los 5.000 también por primera vez. Hasta el momento, las autoridades sanitarias checas han constatado más de 98.000 personas contagiadas por la enfermedad, con más de 860 muertes.

De momento, entre las restricciones que entran en vigor el lunes se cerrarán teatros, cines, zoológicos y campos deportivos cubiertos. Así, las personas únicamente podrán practicar deportes al aire libre y con un máximo de 20 personas, según informa la cadena CT 24. También se suspenderán las clases presenciales en las universidades de todo el país y se sustituirán por clases ‘online’.

FRANCIA: «Seis meses muy difíciles»

El presidente del consejo científico instituido por el Gobierno francés, Jean-François Delfraissy, advirtió hoy de que la crisis sanitaria del coronavirus va a durar hasta el próximo verano, por lo que hay que prepararse para «seis meses muy difíciles». El ministro de Sanidad, Olivier Véran, anunció el jueves que a partir del sábado cuatro ciudades más (Lyon, Lille, Grenoble y Saint Étienne) van a pasar al nivel de alerta máxima en el que ya están las áreas urbanas de París y de Marsella-Aix en Provence, así como la isla de Guadalupe, en el Caribe.

Restricciones: Sobre París se ha ordenado el cierre de bares y salas de juegos hasta el 19 de octubre. Además, los restaurantes pueden funcionar bajo un protocolo de un máximo de seis personas por mesa y las universidades tienen que restringir su aforo un 50%.

ALEMANIA: Marca la cifra más alta desde abril

La cifra de nuevos contagios en Alemania superó este sábado los 4.700, la marca diaria más alta desde mediados de abril, mientras aumentan también los distritos considerados de riesgo por haber superado los 50 contagios por 100.000 habitantes en 7 días. En total, en 24 horas se registraron 4.721 contagios con el Sars-CoV-2, notificó hoy el Instituto Robert Koch, competente en la materia en el país. El total de infecciones desde el inicio de la pandemia se sitúa ya en los 319.381, con 9.604 fallecidos, 15 en las últimas 24 horas. La cifra de pacientes recuperados es de 273.500.

Con ello se confirmó la progresión ascendente continuada de las últimas semanas y especialmente de los últimos días. El miércoles, el número de nuevos contagios estaba sobre los 2.800, el jueves superaron los 4.000 y ayer viernes los 4.500. El pico de contagios en Alemania en el momento álgido de la pandemia, entre finales de marzo y principios de abril, se situó en unos 6.000 diarios.

La canciller Angela Merkel advirtió, tras una reunión con los alcaldes de las once principales ciudades del país, que los centros urbanos son el principal foco de preocupación, vista la evolución de los casos en Berlín y en Fráncfort. La líder alemana habló incluso del peligro de que «el control descarrile» y alertó sobre la necesidad de recuperarlo para evitar que deba paralizarse la actividad económica y escolar, dos aspectos prioritarios.

Restricciones: En este sentido, en Berlín se ha impuesto un toque de queda nocturno y hasta final de este mes de octubre, la mayoría de tiendas y restaurantes tendrán que cerrar antes de las 23:00 horas. También hay una «orden de dispersión» donde no puede haber más de cinco personas o miembros de dos hogares juntos por la calle más allá de las 11 de la noche, mientras que los eventos privados no pueden superar las 10 personas.

BÉLGICA: siguen aumentando los casos

Las autoridades belgas anunciaron este viernes que los nuevos contagios de coronavirus siguen incrementándose, a un ritmo semanal medio del 72%, y avisaron de que esperan que los malos datos sigan aumentando, pues las medidas restrictivas decretadas esta semana sólo se empezarán a notar en unos diez días. «No se verá el efecto de las medidas hasta dentro de una decena de días (…). Las cifras continúan aumentando (…) y seguirán aumentando», explicó en rueda de prensa uno de los portavoces del equipo interfederal belga contra el coronavirus, Yves Van Laethem.

En las últimas 24 horas, Bélgica registró 5.728 nuevas infecciones de Sars-CoV-2, lo que coloca la media semanal en 2.915,9 casos. El número de contagios por 100.000 habitantes sobre los últimos 14 días se situó en 280,7 casos, lo que representa un avance semanal del 84%.

Restricciones: Los bares, cafés y discotecas estarán cerradas durante un mes en la capital mientras que los restaurantes pueden seguir abiertos. Sin embargo, el consumo de alcohol en espacios públicos queda prohibido en la región de Bruselas. Entre las medidas también se encuentra una en la que cada persona podrá —al mes— tener contacto estrecho con un máximo de 3 personas de fuera de su hogar.

ITALIA: Las cifras se sitúan en los niveles de marzo

Italia registró 5.372 casos de coronavirus en las últimas veinticuatro horas, una cifra que no se producía desde el mes de marzo, en los peores momentos de la crisis, según los datos divulgados hoy por el Ministerio de Sanidad. Este aumento supone más del doble de las infecciones detectadas hace solo una semana (2.499 el 2 de octubre) y confirma la tendencia al alza de los últimos días.

En total en el país se han contagiado 343.770 personas desde que se desató la crisis, el 21 de febrero, con los primeros casos autóctonos. Los muertos fueron 28 en el último día, en línea con las cifras de estos días, lo que eleva el balance provisional a las 36.111 víctimas mortales.

Restricciones: En Nápoles se han tomado medidas más restrictivas que en el resto del país ya que bares, pastelerías y negocios similares tendrán que cerrar a las 23:00 entre semana y a las 0:00 horas en viernes y sábado. En restaurantes y pizzerías tendrán que facilitar pedidos a domicilio o para llevar antes de las 23:00.

REINO UNIDO: Descienden los contagios pero aumentan los fallecidos

Por el contrario, la cifra de nuevos contagiados por la COVID-19 en las últimas 24 horas en el Reino Unido cayó hasta los 13.864, un importante descenso respecto a los 17.540 anunciados el jueves, informaron las autoridades sanitarias británicas. Un total de 87 personas murieron por el coronavirus en el último día frente a las 77 del jueves, en un recuento en el que el Reino Unido sólo incluye a quienes fueron diagnosticados con la enfermedad en los últimos 28 días.

De esta forma, el total oficial de fallecimientos desde el comienzo de la pandemia alcanza los 42.579 y el de casos se eleva ya a 576.679. Sin embargo, los datos de otras agencias de estadísticas británicas señalan que en más de 58.000 fallecimientos se mencionó la COVID-19 en el certificado de defunción.

Restricciones: El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará el lunes más restricciones para frenar el avance del coronavirus en Inglaterra y se espera que introduzca un sistema «semáforo» con tres niveles para evaluar el riesgo en cada área geográfica, informa este sábado la ‘BBC’. En una carta a los diputados de circunscripciones del norte inglés —la zona con más repunte de contagios junto con Midlands, en el centro—, el asesor gubernamental Edward Lister les ha avisado de que deben prepararse para «duras medidas», que serán debatidas con los dirigentes locales este fin de semana. Se espera que las zonas más afectadas por las nuevas exigencias sean condados norteños y del centro, lo que incluiría las ciudades de Liverpool, Manchester y Nottingham, entre otras.