Madrid, España (PL) El Congreso de los Diputados avaló  extender por seis meses el estado de alarma solicitado por el Gobierno de España para enfrentar la pandemia de Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.
La Cámara Baja aprobó este jueves prorrogar hasta el 9 de mayo de 2021 ese régimen excepcional, que concede a las autoridades de las 17 comunidades autónomas (regiones) del país poderes adicionales para controlar la segunda ola del mortífero virus.
Con una vigencia inicial de 15 días, el estado de alarma fue decretado el pasado domingo por el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para permitir a las regiones aplicar restricciones más drásticas ante la rápida propagación del nuevo coronavirus.
Sin embargo, su intención desde un principio era prolongarlo durante seis meses, para lo cual necesitaba el respaldo conseguido hoy en el Congreso, que de manera mayoritaria votó a favor de la iniciativa.
Ese instrumento constitucional brinda la cobertura legal indispensable a las autonomías, competentes en materia de salud pública, para declarar el confinamiento total o parcial de la población en sus respectivos territorios, si la situación epidemiológica lo exige.
De hecho, desde su entrada en vigor hace cuatro días, 11 de las 17 regiones de la nación europea se acogieron a esta opción e impusieron cierres perimetrales por al menos dos semanas, en un intento por evitar un confinamiento similar al vivido entre marzo y junio.
Fue precisamente esa figura jurídica la utilizada por el ejecutivo de coalición progresista de Sánchez para imponer durante tres meses una dura cuarentena domiciliaria a los 47 millones de españoles, que logró controlar la primera ola de la pandemia.
«Somos conscientes de que la ciudadanía empieza a estar cansada de meses realizando esfuerzos y sacrificios, de no poder hacer lo que hacía antes: abrazar a los nuestros, a nuestros familiares y amigos», reconoció hoy el ministro español de Sanidad, Salvador Illa.
Pero no es el momento de relajar medidas, estamos ante unos meses que van a ser muy duros; aún nos queda un horizonte amplio por delante, recalco Illa, encargado de defender ante el Congreso la propuesta para extender la alarma.
España es uno de los países más castigados por la Covid-19 en Europa occidental, con más de un millón 136 mil contagios y casi 36 mil muertes desde que comenzó la enfermedad.