Imagen del incendio del campo de refugiados de Moira en Grecia.

Madrid,(P L).- El partido Unidas Podemos (UP) exigió a la Unión Europea (UE) una solución urgente para miles de migrantes que quedaron desamparados en Grecia, tras el incendio de un campo de refugiados.
En un comunicado, UP -integrante del Gobierno de coalición en España- alertó este sábado sobre la grave situación de desprotección y abandono que padecen miles de personas en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos.
Denunció que Europa vive una situación de emergencia humanitaria en la nación helénica, que la Comisión Europea (ejecutivo comunitario) debe enfrentar y resolver de inmediato, máxime existiendo recursos de sobra entre los países de la UE, señala el texto.
La formación liderada por el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, subrayó que tras la tragedia en Moria miles de indocumentados quedaron a la intemperie, con escasez de agua y comida.
«Permanecen amontonados en carreteras, rodeados de cientos de antidisturbios enviados por el gobierno griego para evitar que lleguen a un núcleo urbano», advirtió.
A juicio de UP, socio minoritario en el Ejecutivo presidido por el socialdemócrata Pedro Sánchez, esta situación es consecuencia de años de políticas equivocadas de la Unión, al no ofrecer respuestas ante la llegada de personas que huyen de la guerra y el hambre.

El campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos.

Insiste en la absoluta desprotección y abandono en la que se encuentran los 13 mil solicitantes de asilo de Moira, entre ellos seis mil menores, luego de la destrucción del campo, «aunque su capacidad era para tres mil», enfatiza.
Recuerda que hace meses el Parlamento Europeo solicitó la evacuación de los campos de refugiados de las islas griegas e instó a Bruselas a dar una respuesta inmediata ante la emergencia humanitaria.
Entonces, el órgano legislativo del bloque advirtió de las consecuencias dramáticas que podrían producirse de no tomarse decisiones, como ocurrió finalmente.
La alianza izquierdista considera necesario dar un impulso a la política de acogida en la UE, para que las personas refugiadas sean evacuadas lo antes posible y se distribuyan de manera equitativa y proporcional entre los 27 estados miembros.
«Los esfuerzos deben ser solidarios y colectivos para que se puedan alcanzar soluciones definitivas a los problemas, evitando que los países del sur, o un solo país, deban afrontar lo que debería llevarse a cabo desde una política de inmigración y asilo común», incide.